“NOS ESCRIBEN”

Remaremos mar adentro para enfocarnos en otra parte de la realidad de nuestra historia mundial. En este contexto podemos afirmar que todo cristiano tendría que estar resituado en los acontecimientos de la vida. Estar enterado de lo que acontece es una condición muy importante para el hombre o la mujer que desea hallar la Voluntad de Dios.  De ahí que estamos remando para tratar de entender por qué en la vida pasa lo que pasa. Nada es casualidad en este creación  querida por Dios que en muchos casos resulta cruelmente dividida por el propio ser humano.

Esta parcela de la vida tiene nombre propio. Se le conoce como “terrorismo”. Como sabemos, en muchos países se viene dando esta barbarie que atenta contra la dignidad humana. Ultimamente los medios de comunicación nos dan detalles del terrorismo islámico en Europa que probablemente está reflejando un síntoma propio de una sociedad xenófoga y racista.

En esta columna “Nos escriben”  les presentamos nuestro primer artículo recién llegado desde Arica, Chile y que nos dará detalles de una parcelita de la  realidad mundial. Su autor es Patricio Jimenez, amigo y compañero de casa,  licenciado  en Historia por la Pontificia Universidad Católica de Chile, magister en Historia por la PUC, con diplomados en estudios de religión.  Están todos invitados a leer el artículo de Patricio y generar quizás un conversatorio con este joven autor.

Terrorismo islámico y segregación en Europa”

Por Patricio Jiménez P.

nos_1486927250_crop_550x349Es el 13 de noviembre de 2015. Unas mil quinientas personas se encuentran disfrutando de un concierto del grupo estadounidense Eagles of Death Metal en el teatro Bataclan de París. De pronto se oyen disparos que son confundidos con elementos pirotécnicos y, en medio del desorden, comienzan a producirse los primeros decesos. Al final de la jornada se contabilizarán nada menos que ochenta y nueve muertes[1].

Este no es sino uno de los tantos casos de los últimos años en los que un grupo de jóvenes musulmanes radicalizados ha irrumpido en algún lugar público para matar a sus ocupantes. La lógica detrás sorprende por su sencillez y efectividad: se ataca donde menos se lo espera y, aunque en la mayoría de los casos las bajas suelen ser pocas, lo súbito del atentado impacta seriamente en la sensación de seguridad de un país y continente entero. Por ejemplo, tras los sucesos de Bataclan un 84% de los franceses encuestados sobre el tema estaba dispuesto a renunciar a ciertas cuotas de libertad con tal de que el Estado pudiese garantizarla[2].

Como lo demuestra una y otra vez la historia humana, los civiles son siempre los primeros en pagar las consecuencias bélicas de sus gobiernos. Sirva un ejemplo: el 31 de octubre de 2015 yihadistas del autodenominado Estado Islámico derribaron en Egipto un avión ruso de pasajeros como represalia a los bombardeos gestionados por Moscú en Siria[3]. En cuanto a las consecuencias del ataque a Bataclan, el presidente galo, François Hollande, reaccionó a los ataques afirmando que Francia estaba en guerra contra el califato, por lo que hubo una intensificación de los bombardeos sobre Raqqa, considerada la capital de la agrupación terrorista, y sobre sus más de doscientos mil civiles[4].

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin embargo, las principales víctimas del terrorismo yihadista son los propios musulmanes europeos. El Viejo Mundo ha visto crecer la islamofobia a un ritmo acelerado y la segregación que padecen diariamente los jóvenes de esta religión los hace desconfiar de lo que para ellos no es más que la falsa promesa de la democracia occidental: no existe libertad ni igualdad para los ciudadanos musulmanes, sino que están obligados a permanecer como una minoría excluida y convertirse en parias dentro de los países en los que muchas veces han nacido. Como resultado, la opción para luchar por la vía política se muestra esquiva y, por el contrario, la religión se les ofrece como una posibilidad real de aglutinar su fervor[5]. Esto es terreno fértil para que algunos predicadores exaltados fomenten el odio hacia una sociedad y cultura que de por sí los está apartando más y más con cada acto violento que sólo unos pocos realizan invocando el nombre de Dios.

La mayoría de los musulmanes son gente pacífica que quiere vivir de acuerdo a sus tradiciones religiosas y culturales como cualquier otro grupo lo hace, pero el Estado y la ciudadanía han reaccionado contra ellos a causa del miedo que les despierta lo diferente. Khadeja Fahat es una chica inglesa que, en 2012, cuando contaba con catorce años, fue entrevistada por la BBC para dar cuenta de la discriminación que sufren los estudiantes musulmanes en Gran Bretaña. Khadeja reconoció que sus compañeros la insultaban y le preguntaban por qué había estado detrás de la destrucción de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001. Lo dramático del caso se resume en su propia confusión ante la violencia de sus agresores: “Yo no entendía por qué me trataban así. Me sentía igual que el resto de mis compañeros, con la única salvedad de llevar un pañuelo en la cabeza[6]“. Su madre también indicó que de las palabras pasaron a los hechos y uno de sus compañeros llegó a golpearla en las costillas[7].

7777555156_najat-vallaud-belkacem-a-annonce-l-ouverture-d-une-enquete-administrative-sur-un-directeur-d-ecole-d-isere-accuse-de-viols-archivesEn otro contexto, el laicismo francés ha llevado al Estado a prohibir cualquier signo de pertenencia religiosa en las escuelas. Como consecuencia, en abril del año pasado una estudiante fue suspendida no por llevar el velo islámico – el cual no portaba –, sino una falda negra que le llegaba hasta los tobillos[8]. A pesar de la polémica y de los alegatos de discriminación, la ministra de Educación del país galo, Najat Vallaud-Belkacem, defendió la decisión afirmando que el equipo pedagógico del colegio había tomado en cuenta no tanto el largo de la falda como “la actitud de la alumna”, que presuponía algún tipo de proselitismo religioso[9].

Hasta en los más mínimos detalles la población islámica europea está impedida de salvaguardar su identidad religiosa e integrarse a la sociedad occidental sin renunciar a aquellos elementos que la definen como tal. Una prueba de ello es la prohibición generalizada del burkini en las playas francesas durante el verano boreal que, más que una defensa del Estado laico, es un atentado a las libertades individuales al entregar un claro mensaje discriminatorio a los musulmanes, diciéndoles que su estilo de vida no será aceptado en el territorio nacional[10].

Frente a estas acciones no menos violentas que los ataques terroristas, la única forma de combatir eficazmente el terrorismo yihadista es integrando a los jóvenes musulmanes al sistema político, económico y cultural de la región. Un buen ejemplo a seguir lo constituye la victoria del británico de origen paquistaní Sadiq Khan a la alcaldía de Londres. Su triunfo entrega un mensaje de esperanza a todos aquellos que apuestan por la integración en lugar de la segregación tan de moda en la Europa (y en el resto del mundo) de estos días. Los países y los pueblos cambian y, si no hay un proceso de diálogo con los recién llegados, los brotes de violencia serán cada vez más frecuentes y nadie podrá asegurar cómo todo ello terminará.

Espero que este articulo enviado por Patricio Jiménez desde Arica, Chile  nos ayude a sensibilizarnos para cuidar de la especie humana. Pues hay otros tipos de terrorismo que están a la vuelta de la esquina. No podemos pactar  con la Xenofobia ni con el racismo. Gracias a Patricio por enviarnos este artículo inaugural de esta columna “Nos Escriben” 

A continuación adjuntamos un video de You Tube donde el Papa Francisco nos propone tres claves de la política para combartir el terrorismo:

 

 

 

 

 

Bibliografía

 

Redacción BBC Mundo. 2015. “Caían como piezas de dominó”: horror en la sala Le Bataclan de París donde murieron 80 personas. BBC Mundo, 14 de noviembre. http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/11/151114_francia_ataques_paris_sala_bataclan_muertos_jg (Consultado el 23 de noviembre de 2016)

—–. 2016. La indignación por la imagen de unos policías obligando a desvestirse a mujer musulmana en una playa de Francia”. BBC Mundo, 24 de agosto de 2016 http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-37180691 (Consultado el 24 de noviembre de 2016).

—–. 2015. La joven expulsada de clases por llevar una falda demasiado larga. BBC Mundo, 30 de abril.

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/04/150430_francia_falda_larga_expulsion_religion_laicidad_aw (Consultado el 24 de noviembre de 2016).

Sohr, Raúl. Marzo-abril de 2015. “El Frankenstein yihadista”. En Mensaje, 11-13. Santiago

—–. Diciembre de 2015. “La ofensiva yihadista”. En Mensaje, 10-12. Santiago

Talwar, Diyya. 2012. Cuando el racismo convierte a la escuela en una pesadilla. BBC Mundo, 30 de mayo de 2012. http://www.bbc.com/mundo/noticias/2012/05/120526_testimonio_islamofobia_escuela_en (Consultado el 24 de noviembre de 2016)

 

[1] Cf. Redacción BBC Mundo, “«Caían como piezas de dominó»: horror en la sala Le Bataclan de París donde murieron 80 personas”, BBC Mundo, 14 de noviembre de 2015.

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/11/151114_francia_ataques_paris_sala_bataclan_muertos_jg (Consultado el 23 de noviembre de 2016).

[2] Raúl Sohr, “La ofensiva yihadista”, Mensaje, diciembre de 2015, pp. 10-11.

[3] Sohr, op. cit., p. 11.

[4] Sohr, op. cit., p. 12.

[5] Raúl Sohr, “El Frankenstein yihadista”, Mensaje, marzo-abril de 2015, p. 13.

[6] Divya Talwar, “Cuando el racismo convierte a la escuela en una pesadilla”, BBC Mundo, 30 de mayo de 2012. http://www.bbc.com/mundo/noticias/2012/05/120526_testimonio_islamofobia_escuela_en (Consultado el 24 de noviembre de 2016).

[7] Ibidem.

[8] Redacción BBC Mundo, “La joven expulsada de clases por llevar una falda demasiado larga”, BBC Mundo, 30 de abril de 2015.

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/04/150430_francia_falda_larga_expulsion_religion_laicidad_aw (Consultado el 24 de noviembre de 2016).

[9] Ibidem.

[10] Redacción BBC Mundo, “La indignación por la imagen de unos policías obligando a desvestirse a mujer musulmana en una playa de Francia”, BBC Mundo, 24 de agosto de 2016.

http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-37180691 (Consultado el 24 de noviembre de 2016).